Periodoncia

La Periodoncia es la especialidad de la odontología que diagnostica y trata los tejidos que rodean al diente: la encía y el ligamento periodontal.

Cuidar de nuestros dientes no es una medida únicamente estética es un tema de salud importante para mantener en buen estado las piezas dentales evitando caries y enfermedades periodontales.


Gingivitis

La enfermedad periodontal afecta a las encías y a la estructura de soporte de los dientes (cemento, ligamento periodontal y estructura ósea). La bacteria presente en la placa dental causa la enfermedad periodontal. Si no se retira cuidadosamente todos los días con el cepillo y el hilo dental, la placa se endurece y se convierte en una substancia dura y porosa llamada cálculo (también conocida como sarro).
Las toxinas, que se producen por la bacteria en la placa, irritan las encías y pueden provocar incluso el sangrado de las mismas (gingivitis). Este proceso es reversible y con cuidados y buena higiene mejora y cura.
 

Periodontitis

La placa dental hace que las encías se desprendan de los dientes y se formen bolsas periodontales, las cuales se llenan de más toxinas y bacterias. Conforme la enfermedad avanza, las bolsas se extienden y la placa penetra más hasta que el hueso que sostiene al diente se destruye (periodontitis). A diferencia de una gengivitis, este proceso es irreversible y por lo tanto el tejido perdido no se va a poder recuperar. Con el tratamiento periodontal intentamos que esta enfermedad no progrese. Si no se consigue, el diente caerá o necesitará ser extraído.
 

Plan de tratamiento

1 Primera visita
Se realiza el Estudio Periodontal con radiografías de estudio (ortopantomografía) y intraorales. También se realiza un periodontograma: una representación gráfica del estado de las encías alrededor de todos los dientes. Diagnosticamos y entregamos un plan de tratamiento individualizado.
 
2 Segunda visita
Se realizan los curetajes o raspados y alisados radicular (RAR). Es un procedimiento que elimina el cálculo subgingival (sarro) que queda atrapado debajo de la encía y que no se puede eliminar mediante la tartrectomía o limpieza convencional. Este tratamiento conlleva desde 1 a 4 sesiones, dependiendo de la gravedad y de cómo de avanzada esté la enfermedad periodontal.
 
3 Reevaluación
A las 4 o 6 semanas se vuelve a repetir el periodontograma y hacemos un nuevo estudio de las encías para valorar la eficacia y resultado del tratamiento realizado. Dependiendo del caso, plantearemos un nuevo tratamiento con cirugías resectivas, tratamiento con terapia fotodinámica o mantenimiento.
 
4 Mantenimiento
Pasados unos meses se visita al paciente para seguir con el tratamiento periodontal y actuar si es necesario en puntos donde la enfermedad requiera tratamiento. Las visitas se planificarán según el caso cada 4, 6, 9 o 12 meses. Es muy importante que el paciente haga el mantenimiento de las encías para que la enfermedad no vuelva a activarse.

Tratamientos periodontales

Cuidado y mantenimiento de los implantes colocados
Cada 6 meses controlamos los implantes con radiografías. Si es necesario, para favorecer la higiene, las coronas de los implantes se retiran y se limpian fuera. Al mismo tiempo, en boca, se limpia la superficie del implante que pueda quedar expuesta o con restos de placa o sarro. En estos casos se utilizan curetas de teflón que no dañarán la superficie de los implantes.
 
Higiene
Para la limpieza dental se utiliza un equipo de ultrasonidos que vibra y mediante agua a presión retira las bacterias no deseadas y elimina el sarro y la placa. Este aparato se puede regular según las necesidades del paciente para no provocar molestias durante el tratamiento. Se puede administrar anestesia en pacientes con dientes muy sensibles.
Posteriormente, se eliminan manchas en los dientes mediante un pulido con pasta y se acaba el tratamiento con un tratamiento de flúor.
 
Raspado o curetaje (RAR)
Es un procedimiento que elimina el cálculo subgingival (sarro) que queda atrapado debajo de la encía y que no se puede eliminar mediante la tartrectomía o limpieza convencional.
 
Cirugías resectivas o regenerativas
Son técnicas quirúrgicas que se utilizan para limpiar y desinfectar la acumulación de sarro y bacterias que quedan debajo de las encías cuando la enfermedad periodontal es muy avanzada y no responde al tratamiento convencional. Permite que la encía se vuelva a adherir a la raíz al eliminar el sarro y facilita una correcta higiene y control por parte del paciente.
 
Fotosan
Mediante la terapia fotodinámica eliminamos las bacterias más resistentes en pocos segundos y sin dolor tras el tratamiento básico periodontal. Todo ello combinado con una terapia probiótica ayudamos a recuperar el equilibrio normal en la flora oral que nos protege de las bacterias que producen las enfermedades de la boca.
 
Injertos
Cuando el diente se ve expuesto por una encía retraída es cuando indicamos un injerto de encía. Consiste en una intervención quirúrgica con anestesia local que utiliza técnicas de microcirugía periodontal. En la mayoría de casos, es necesario tomar encía del paladar e injertarla en la zona en la que pretendemos cubrir la raíz. Se trata de un acto quirúrgico muy poco doloroso con un postoperatorio excelente y molestias prácticamente inexistentes.
 

 

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar