Odontopediatría

La odontopediatría es la odontología dirigida exclusivamente para ninos. Se centra en tres ejes de acción:

  • Detección temprana de caries: así se evitan  mayores complicaciones y que se vean afectadas las piezas definitivas.
  • Maloclusiones: detectar alineaciones incorrectas de las piezas dentales y que el maxilar superior encaje correctamente con el inferior.
  • Educar sobre unos buenos hábitos de higiene bucodental y de una correcta alimentación. 

Plan de tratamiento

1 Primera visita

Se realizan radiografías y se hace una exploración oral para comprobar que no haya ninguna caries, problemas de mordida, revisar el estado de las piezas tanto temporales como definitivas. Normalmente no hacemos tratamiento en esta visita, excepto en casos de urgencia y dolor.
Durante la visita, la odontopediatra ofrece información sobre prevención: explica cómo se debe realizar una correcta higiene oral y da consejos sobre buenos hábitos alimenticios.

2 Estudio del caso

Se determina el tratamiento a realizar y las visitas posteriores. Si es necesario se hace una interconsulta y se deriva al paciente al ortodoncista para una primera visita.

3 Tratamiento

Tenemos que educar la conducta del niño en el sillón dental. En cada visita al odontopediatra, el niño entra solo, sin los padres o acompañantes que esperan fuera. Se realizan tratamientos de higiene, pequeñas obturaciones, sellados de fisuras para que los niños cojan confianza.

4 Revisiones y mantenimiento

Cada 6 meses se revisa que no hayan caries y comprobar el estado de las piezas, tanto temporales como definitivas. También nos aseguramos que el niño siga una buena higiene y que no presente problemas de maloclusión y crecimiento.


Higienes

Se realizan utilizando un aparato de ultrasonidos y pastas para retirar manchas en los dientes. Al finalizar se practica una fluorización para remineralizar los dientes. No es una técnica invasiva y no es necesario administrar anestesia, lo que convierte la fluorización en el tratamiento de elección en las primeras visitas para mejorar la confianza del paciente.

Obturaciones

La caries es una de las enfermedades infecciosas más comunes del ser humano y ocasiona una progresiva destrucción de la estructura de los dientes. Es una de las causas principales de la pérdida dentaria. La manera más eficaz de luchar contra la caries es la prevención, es decir, evitar comer demasiados alimentos ricos en azúcares y sobretodo mantener una muy buena higiene oral.
 
Una vez el diente está infectado de caries lo único que se puede hacer es eliminar la parte dañada del diente para evitar que la caries infecte el resto de la pieza. Por eso es tan importante una detección temprana.
Se limpia la parte afectada del diente y se sustituye por una pasta blanca que endurecemos con una luz en el sillón dental.

Pulpotomía pieza temporal

La pulpotomía es el tratamiento del nervio en dientes temporales que presentan caries profundas, y el posterior empaste. Conseguimos mantener los dientes temporales sin necesidad de hacer la extracción de la pieza. El mantenimiento de estos dientes es muy importante para el normal desarrollo oral del niño. Se recomienda hacer coronas en estos dientes para preservarlos.

Pulpectomía pieza temporal

La pulpectomía es la técnica mediante la cual se remueve el nervio de un diente y así se obtiene un conducto limpio y saneado.

Selladores de fisuras

Con este procedimiento sellamos de forma preventiva las fosas y fisuras sanas de los dientes definitivos mediante la aplicación de una resina más fluida y  fotopolimerizable. Supone una barrera que protege las zonas más susceptibles de ser atacadas por las caries, preferentemente las caras triturantes de los dientes posteriores.
Los selladores están especialmente indicados en los niños con compromiso médico (inmunosupresión, cardiopatías, nefropatías, etc…), minusvalía física o psíquica, con caries en dentición temporal, y con caries en alguno de los primeros molares definitivos.
Los dientes sellados no son exentos de desarrollar caries. Por ello es importante realizar revisiones periódicas de los dientes sellados y poder descubrir a tiempo el desarrollo de una caries. Los selladores han sido aceptados como un buen método de prevención de caries por todos los organismos competentes en esta materia como la OMS, la FDI y la ADA.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar