Estética

Una sonrisa bonita y atractiva nos da seguridad, aumenta nuestra autoestima y confianza personal. La estética dental tiene como misión lograr que el paciente tenga una sonrisa hermosa, corrigiendo condiciones y defectos que afecten a los dientes.

Problemas dentales como manchas, tonos amarillos o grisáceos, alteraciones en la forma de los dientes o fracturas no deseadas, pueden corregirse o camuflarse con tratamientos estéticos que buscan perdurar en el tiempo y mejorar eficazmente la apariencia dental.

Los tratamientos más utilizados para tales fines son el blanqueamiento, que rebaja el tono natural de tus dientes, las carillas que perfeccionan la forma y el tono de los dientes, cerrar diastemas (espacios entre dientes anteriores) lo cual mejora considerablemente la estética dental.


Plan de tratamiento

1 Primera visita
En la primera visita, el dentista realiza una exploración en boca y toma fotografías y radiografías para tener los máximos registros posibles de tu caso. El buen estado de la encía es imperativo para un éxito en el tratamiento estético.

2 Estudio del caso
Se decide la estética deseada (tanto de forma como de color) y se hace una limpieza clínica de la superficie de los dientes para eliminar impurezas. Todo paciente se hace una higiene previa al tratamiento estético elegido.

3 Selección del color
Se hace un registro del color actual de los dientes y del color que se quiere conseguir (en blanqueamientos). En casos de carillas es posible hacer un Mock up (estudio de modelos y encerado).

4 Preparación
Se realiza el tratamiento escogido, ya sea blanqueamiento, carillas o cerrar diastemas.

5 Reevaluación y mantenimiento
Una vez acabado el tratamiento, el paciente suele venir una vez cada 6 meses para la revisión del tratamiento y, si es necesario, para el pulido de piezas o reforzar el color si se desea. 

Blanqueamiento

Hay 2 tipos de blanqueamiento: externo e interno.
El blanqueamiento externo se realiza mediante la aplicación de un gel de Peróxido de Carbamida o de Hidrógeno sobre los dientes y activandolo con calor o luz ultravioleta, obtenemos un blanqueado notable de los dientes propios en menos de una hora. Es más perceptible el cambio en dientes que a priori tienen un color más oscuro. Este tratamiento se realiza en clínica y no comporta dolor. El paciente verá un cambio de color en dos o tres sesiones. En los días siguientes al blanqueamiento, el paciente mantendrá una dieta blanca y una buena higiene para reforzar el resultado obtenido.

El blanqueamiento interno está indicado en dientes anteriores oscurecidos por trauma o por endodoncia previa. Mediante una o dos sesiones, según la tinción a tratar, obtenemos grandes resultados.


Carillas

Carillas de composite
Cuando los dientes tienen formas irregulares, tamaños alterados o presencia de espacios oscuros que afectan a la estética de los dientes, las carillas de composite están indicadas por su poca agresividad en el diente a tratar y por sus resultados satisfactorios. 
Aplicamos sobre los dientes un material de resina fotopolimerizable que fragua y endurece con la luz. El doctor le da forma moldeando el material para obtener la forma deseada. El color es similar al del diente adyacente por lo que la estética es muy buena. Generalmente no se utiliza anestesia. El procedimiento es indoloro y si no es del gusto del paciente se puede retirar y modificarlo cuantas veces queramos. Es una manera sencilla y nada agresiva para obtener resultados estéticos prácticamente de inmediato.  
 
Carillas de porcelana
Utilizaremos delgadas láminas de porcelana hechas a medida por nuestro laboratorio dental con técnicas de Cad-Cam. Las vamos a cementar en los dientes afectados para obtener forma, tamaño o color deseado. Necesitamos ver al paciente en más de una ocasión para hacer la preparación de los dientes, tomar registros y medidas y una vez el laboratorio nos envía el caso acabado, cementar las carillas a los dientes. Este proceso será irreversible ya que los dientes necesitan una previa preparación.
 
Diastemas
Cuando las encías se retraen en dientes anteriores o los dientes se mueven, aparecen espacios oscuros entre los dientes que en ocasiones son poco estéticos, los denominados diastemas. Para solucionar este problema estético, podemos colocar un material adhesivo que se pega a los dientes dándoles una forma diferente, más bonita, más estética que permite cerrar y disimular estos espacios. Esta técnica no necesita anestesia puesto que no es nada molesta.
 

 

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar